Seleccionar página

Hace muchísimos meses ya, que publiqué la primera parte de este post. En mi defensa, diré que me estaba mudando de país y ocupada en mil cosas. Y a riesgo de sentirme mal por fallar, prometo escribir más seguido 😉

Si no lo has hecho, te recomiendo leer la primera parte.

Como prometí, en esta segunda entrega comentaré sobre qué podemos publicar, cuándo y cómo hacer más fácil esa laboriosa tarea de publicar continuamente en tu página de facebook.

Mantener una página actualizada no es tarea fácil, para nada. Requiere tiempo para definir tus objetivos, planificar la gestión, crear contenido, publicar, difundir, medir, evaluar… modificar si es necesario y volver a comenzar, ufff.

Suponiendo que tienes claros tus objetivos, llega la hora de planificar qué publicar y al respecto, déjame decirte que:

No todo se trata de ti

Resulta común que en las fanspages se publique solo sobre el producto/servicio que se ofrece. Y claro, es lógico que debe quedar claro a qué te dedicas, pero es posible vender sin que parezca que vendas.

Sé que la palabra pecado suena fuerte, pero es que no puede llamarse de otra forma a perder fans por algo obvio: no ponernos en su lugar. No sé tú, pero yo entro a Facebook a comunicarme con mis amistades, a entretenerme, a informarme, a enterarme de cosas útiles; pero casi nunca lo hago con la intención de comprar. No pertenezco a una especie diferente, así que ten en cuenta eso cada vez que te provoque ofrecer to producto en venta/promoción 😉

Es cierto que Facebook consciente de que las marcas desean usar su plataforma para vender, ha creado alternativas para ello, como los grupos o lo más reciente, las tiendas dentro de la fanspage. Con ello deberían evitarse cada vez más los post sobre ventas.

A todas nos encanta conocer historias

Todos tenemos la capacidad de contar cosas, tu producto y marca también. Yo disfruto saber quiénes están detrás de un producto que me encanta, conocer partes del proceso para crearlo, etc. Tengo unas marcas de accesorios preferidas, y honestamente ya dudo sobre si lo que me encanta es el accesorio en sí mismo o la forma en que me entero que la marca existe. Hay marcas que transmiten una personalidad muy especial, artesanas que se atreven a contarnos un poquito sobre cómo nacieron sus marcas y cómo han evolucionado, que muestran públicamente la alegría asociada a la llegada del material con el que trabajan o la adquisición de una nueva herramienta que les facilita el trabajo. Marcas que nos van contando de qué color y estilo será la próxima colección que sacarán a la venta. Tantas, pero tantas cosas sobre las que puedes publicar. Empieza a contar cositas 🙂

Comparte información útil y/o interesante

Hay gustos y colores, lo sé. Pero hasta ahora no me he visto tentada a publicar un video de gatos en mi página de facebook para que mis fans lo compartan o comenten. Con esto quiero decir que es importante que la información le sea útil a tu comunidad, y lógicamente que guarde relación con tu producto/servicio.

Compartir no es plagiar. Sé que estarás pensando: ok ¿pero de donde saco tanta información? Sé que a muchas les resulta tentador descargar las imágenes y publicarlas directamente en su fanspage; y también sé que es una práctica común. Yo estoy 100% en contra de ello y no la recomiendo, creo totalmente en el respeto por el tiempo, la creatividad y esfuerzo que invierte cada quien en generar un contenido. Compartir desde la fuente original es lo correcto.

La imagen ya no es reina

La imagen ha sido el formato por excelencia en las redes sociales, y hasta hace un tiempo, lograba un mayor alcance en Facebook –en relación con otros formatos-. Hoy, la historia es otra, Facebook le está dando más importancia al video, por ello creó la aplicación Facebook Live y planea crear un buscador de videos. Sé que pensar en video, da nervios. Es inevitable imaginarnos grabándonos a nosotras mismas diciendo no sabemos qué; pero no, no es así.

  • Podemos hacer videos de fotografías con herramientas sencillas como Movie Maker o con plantillas predeterminadas, como las que nos ofrece biteable.
  • Los gifs están de moda y uno de los buscadores más famosos, es Giphy.
  • Los links –propios o de terceros- también son otra alternativa para publicar información en tu página de facebook.

El momento perfecto

Algunas empresas han asegurado que hay días y horarios que funcionan mejor, aunque no aclaran que entienden por funcionar mejor. Te explico mi posición: si tú lo que deseas es generar interacción, el mejor día y horario será en el que tus fans interactúan. Si en cambio, tu objetivo es tener mayor notoriedad y por tanto, lograr alcance, pues el mejor día y horario será en el que tus fans están más conectados, así no intractúen.

Facebook te ofrece datos sobre cuáles han sido los días y horarios en que se han conectado tus fans en la última semana. Sigue la ruta Estadísticas-Publicaciones, y allí verás los datos a los que me refiero, y ellos te servirán de referencia. No te dejes llevar por datos de estudios realizados por grandes empresas, salvo que tengas la certeza de que tus fans residen en los países que han formado parte del estudio.

Para mí, por ejemplo, el mejor día –del último mes- ha sido el jueves, independientemente del horario. Pero llegar a esa conclusión, fue posible viendo con ojo analítico los datos de alcance e interacción de mis publicaciones. Yo te invito a que hagas lo mismo, si deseas que tu gestión sea realmente fructífera.

La esclavitud se abolió hace rato

Así que no se trata de pasar pegada a tu computador cada hora conveniente, se trata de elegir un momento a la semana para crear tus contenidos y otro para programarlos. Facebook te permite programar tus posts, desplegando el menú donde está el botón de publicar. También está disponible la opción de guardar borrador, ideal para cuando la inspiración llega, así podrás guardar tu idea y luego decidir cuándo publicarla.

Mi consejo final

Sé que eso de planificar, crear, programar, etc., parece bastante, y sí, lo es. Mi sugerencia es que tomes nota de TODO lo que se te vaya ocurriendo que debes mejorar en tu página de Facebook, y te propongas metas semanales para mejorarla (es lo que yo hago).

Si te gustó el post, cuéntamelo en comentarios 😉

Pin It on Pinterest

Share This